Síguenos en:

Contacto:

Yogurt

El Yogurt es un derivado lácteo obtenido de la fermentación de la leche por microorganismos específicos, que transforman la lactosa en ácido láctico y le dan ciertas características de consistencia y sabor, además de convertirlo en un alimento altamente nutritivo y de fácil digestión.

 

Existe una gran variedad de yogures, ya que el tipo de leche que se utiliza para su preparación puede ser entera, semidescremada o descremada, determinando el contenido final de grasa del producto. Además el yogurt puede ser de sabor natural o con  adición de salsa de fruta para cambiar su sabor.

 

El Yogurt puede tener o no adición de trozos de fruta y pueden contener probióticos, que son microorganismos vivos que no generan riesgos para la salud ya que se encuentran de forma natural en el intestino y al ser consumidos en cantidades suficientes pueden tener un efecto benéfico en la función digestiva y ayudar a regenerar la flora intestinal deseable.

 

El Yogurt por ser derivado de la leche, es un producto con alto valor nutricional que además de aportar proteínas, también contiene grasas en cantidades variables, vitaminas como la vitamina A, vitamina B1 (Tiamina), B2 (Riboflavina) y minerales como el calcio y el fósforo provenientes de la leche que cumplen funciones muy importantes en el organismo.

 

Las proteínas del yogurt son las encargadas de la formación y mantenimiento de músculos y tejidos sanos. La proteína láctea por ser de fuente animal es denominada de alto valor biológico ya que contiene más aminoácidos esenciales, que permiten que pueda ser mejor utilizada.

 

Además, el Yogurt aporta grasa de forma variable según la leche con la cual se elabora. La grasa aporta calorías a la alimentación, forma parte de las estructuras de las células y favorece la absorción de vitaminas liposolubles como la A, D, E y K.

 

Contiene también minerales como calcio y fósforo  en una proporción adecuada para favorecer la formación y mantenimiento de huesos, dientes sanos y fuertes. El calcio participa en la contracción de los músculos y el fósforo interviene en la adecuada utilización de carbohidratos, proteínas y grasas de la alimentación.

 

El Yogurt aporta vitaminas del complejo B como la B1 (Tiamina) y B2 (Riboflavina) en cantidades variables, estas son las encargadas de facilitar la utilización de los diferentes nutrientes que llegan al organismo en la alimentación diaria. También aporta vitamina A, la cual actúa en los procesos de visión, especialmente visión nocturna e interviene en la formación y el correcto mantenimiento de los huesos, la piel y los dientes.

 

Este es un alimento que puede ser incluido en tu alimentación diaria, ya sea como parte del desayuno o en los refrigerios del día, en la mañana o en la tarde, solo o acompañado de frutas o cereal. Gracias al desarrollo de la industria es posible encontrar un yogurt para cada necesidad, entero o bajo en grasa y azúcar (light), con sabores o natural y con adición o no de trozos de frutas.