Síguenos en:

Contacto:

Avena Finesse

Una bebida para cualquier momento del día   La Avena Finesse de Alpina, es una bebida elaborada a partir de leche descremada y avena sometida a un proceso de ultrapasteurización, que consiste en llevarla a altas temperaturas para eliminar cualquier microorganismo que pueda ser perjudicial para la salud y así prolongar su vida útil.

 

Esta avena contiene endulzantes sin calorías como  sucralosa y acesulfame K,  que le confieren a la bebida un sabor similar al del azúcar, por lo cual es ideal para consumir en regímenes especiales de alimentación para control o reducción de peso, además de que  la base de su preparación es la leche descremada es decir, que se le ha eliminado la grasa de tal forma que pueda ser consumida por aquellas personas que desean disminuir el contenido de grasa de su alimentación, conservando un adecuado aporte de proteínas y calcio propios de la leche.

 

Las proteínas que aporta la Avena Finesse por ser de origen animal son denominadas de alto valor biológico, pues contienen un mayor contenido de aminoácidos esenciales que permite que sea usada de manera más eficiente por el organismo. Los aminoácidos son la estructura más pequeña de la proteína y son esenciales porque el cuerpo no puede producirlos por sí mismo y deben ser suministrados a través de la alimentación, favoreciendo la formación y mantenimiento de músculos y tejidos sanos.

 

La avena por su parte, es un cereal que aporta carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas, minerales y fibra, la cual está relacionada con un mejor tránsito intestinal, mejor el control de la glucemia y disminuye el perfil lipídico cuando es consumida de forma regular y acompañada de una alimentación saludable y actividad física.

 

Los carbohidratos de la Avena Finesse Alpina provienen de la avena y de la lactosa. Los carbohidratos tienen como función principal proporcionar energía al organismo para su buen funcionamiento y la realización de actividades. La lactosa favorece la absorción de calcio a nivel intestinal.

 

El calcio y fósforo en cambio, son los minerales encargados de promover una adecuada formación y mantenimiento de huesos sanos y fuertes. El calcio interviene en la contracción muscular y coagulación sanguínea; y el fósforo es indispensable en la trasformación de los alimentos en energía.