Síguenos en:

Contacto:

Alpinin

Un postre delicioso y nutritivo

 

El Alpinin es un queso petit-suisse con salsa de fruta y 4ingenio, una mezcla de micronutrientes esenciales en el crecimiento y desarrollo de los niños.

El petit-suisse es un queso fresco que para su elaboración necesita leche y que una vez se obtiene como cuajada, se le adiciona crema de leche para obtener su consistencia suave  y cremosa. Generalmente el Alpinin tiene adición de salsa de fruta, azúcar, vitaminas y minerales, los cuales le dan ciertas características de alimento tipo postre ideal para niños, ya que además de un rico sabor, cuenta con todos los nutrientes propios de la leche y las vitaminas y minerales necesarios para un adecuado crecimiento y desarrollo.

 

La niñez es una etapa de la vida en la cual se requiere asegurar el aporte suficiente de energía para promover un adecuado crecimiento con nutrientes como hierro, zinc, ácido fólico y algunas vitaminas del complejo B, las cuales se convierten en nutrientes críticos porque no pueden ser aportados fácilmente por la alimentación. El petit-suisse por ser un derivado lácteo es un vehículo excelente para adicionar y aportar estos nutrientes, es un alimento que puede ser incluido en la alimentación diaria acompañado de una alimentación variada y saludable.

 

En Ecuador y en muchos países de América, el Alpinin es un derivado lácteo que se consume en varios sabores y que tiene un aporte importante de carbohidratos provenientes de la adición de fruta y azúcar, que contribuyen al crecimiento y desarrollo intelectual de los niños.

 

Los carbohidratos que aporta tienen como función principal, además de dar un rico sabor al alimento, proporcionar la energía necesaria para la realización de funciones vitales y actividades como jugar, estudiar y realizar actividad física, mientras que las grasas le dan la suavidad al queso y son las encargadas de proporcionar energía que ayudan a mantener la temperatura corporal, hacen parte de la estructura de las células del organismo y mejoran la absorción de vitaminas como la A, D, E y K.

 

Las proteínas del Petit-suisse por su parte y por ser de origen lácteo, son de alta calidad, además son necesarias para promover un adecuado  crecimiento y formación de tejidos, complementado con el aporte de calcio ayuda a  la formación y mantenimiento de huesos y dientes sanos y fuertes.