Síguenos en:

Contacto:

Gelatina

gelatina alpina

Disfrútala como postre o como ingrediente para tus recetas .

 

La gelatina es un alimento obtenido de mezclar agua, gelatina, azúcar  y otras sustancias para darle diferentes colores y sabores. Además es proveniente del colágeno, el cual es una proteína de origen animal que le confiere su textura suave y lisa.

 

Una alimentación saludable está conformada por alimentos de todos los grupos, incluidas cantidades moderadas de azúcares y grasas. Es por esto que alimentos como la gelatina pueden ser incluidos en la alimentación diaria sin incrementar de forma significativa el consumo de azúcares dentro de una alimentación variada.

 

La alimentación de los niños, por ejemplo, debe proporcionar suficiente energía para que puedan realizar todas las actividades diarias y para promover su crecimiento. Es por esto que deben consumir alimentos al menos cinco veces al día, su alimentación debe incluir todos los grupos de alimentos y aportar cantidades adecuadas de proteína, grasa y carbohidratos.

 

La gelatina aporta carbohidratos simples o azúcares, los cuales son nutrientes encargados de ser una fuente inmediata de energía para el organismo, además órganos como el cerebro, requieren de los carbohidratos para funcionar adecuadamente.

 

El componente principal de la gelatina es una proteína llamada colágeno, el cual es un componente vital de los tejidos y órganos del cuerpo, especialmente de la piel, los huesos y los tendones.

 

El colágeno de la gelatina está compuesto de aminoácidos, que son la estructura más pequeña de las proteínas y los encargados de la formación y regeneración de todos los tejidos del organismo. Entre los aminoácidos que contiene el colágeno en cantidades importantes se encuentra la Valina, un aminoácido esencial que el cuerpo no tiene la capacidad de producir y debe ser obtenido a partir de los alimentos.

 

La gelatina puede ser además una opción de postre para el almuerzo o la merienda y se puede usar en la preparación de postres o de recetas caseras. También se puede incluir en los refrigerios de la mañana y la tarde o como parte de la lonchera de niños y adolescentes, y se puede acompañar de otros alimentos como frutas y lácteos, de tal forma que se reponga la energía que gastan los niños y las niñas durante el día, complementando así el aporte de carbohidratos de la dieta.