Síguenos en:

Contacto:

Javierino Kiosko

El Queso Javierino Kiosko es un queso tipo holandés, obtenido de la separación de las partes sólidas de la leche, disminuyendo el contenido de agua y concentrando los nutrientes propios de la leche, entre los que se encuentran principalmente proteínas, grasas, calcio y fosforo.

 

El queso Cheddar es elaborado a partir de leche de vaca, es un queso maduro, de pasta firme, lisa, cerosa y de color uniforme, el cual puede variar de blanco pálido a amarillo claro o anaranjado. Este queso es sometido en su elaboración a un proceso de cheddarización, el cual consiste en someterlo al calor y cortarlo para eliminar más agua y lograr una consistencia más firme y elástica.

 

Se encuentra disponible en presentación entero de 320g y 2.700g, y en lonjas de 150g, 300g y 2.500g.

 

Este queso al igual que todos los derivados lácteos, es de alto valor nutricional ya que contiene cantidades importantes de proteínas y grasa, nutrientes necesarios en la alimentación diaria.

 

Su contenido de proteínas de origen animal y de alto valor biológico, son utilizadas por el cuerpo con mayor eficiencia comparadas con las proteínas de origen vegetal. Las proteínas del queso son importantes en la alimentación diaria ya que son las encargadas de la formación y mantenimiento de músculos y tejidos del cuerpo.

 

El queso Javierino contiene grasa, nutriente que además de proporcionar energía necesaria para el buen funcionamiento del cuerpo y para la realización de actividades diarias, también forma parte de las estructura de las células, ayuda a mantener la temperatura corporal y promueve la absorción de vitaminas solubles en grasa como la  A, D, E y K.

 

En el proceso de elaboración, los quesos pierden agua, a través de la cual hay una pérdida de lactosa, situación que permite que algunas personas con intolerancia puedan consumirlos sin presentar ninguna molestia.

 

Este alimento contiene también calcio y fósforo de forma natural y en proporciones adecuadas, para trabajar conjuntamente en la formación y mantenimiento de huesos, dientes sanos y fuertes. El calcio cumple otras funciones importantes en la contracción muscular y la coagulación de la sangre.  El fósforo interviene en la adecuada utilización de nutrientes provenientes de la alimentación y en la formación de energía.

 

De manera natural, el queso contiene vitaminas A y D las cuales se absorben y utilizan mejor gracias a la presencia de grasa en el alimento, estas vitaminas al igual que los demás nutrientes de la leche, actúan en la promoción del crecimiento y remodelación ósea, además, la vitamina A es muy importante en los procesos de visión, especialmente visión nocturna.

 

El Queso Cheddar como el Javierino es uno de los quesos fundidos más utilizados a nivel culinario por su presentación en lonjas o entero, su olor característico que fluctúa de suave a fuerte y su sabor ligeramente ácido. Todo esto lo hace ideal en la preparación de hamburguesas, sánduches, nachos con queso, macarrones con queso, pizzas, ensaladas, entre otros.