Síguenos en:

Contacto:

Queso Honladés Kiosko

El Queso Holandés Kiosko, es un derivado lácteo obtenido de la separación de las partes sólidas de la leche de vaca y concentradas, aumentando así su aporte de nutrientes por la eliminación de agua del producto. Es un queso firme, semiduro y madurado de color que varía entre blanco o marfil amarillo.

La maduración del queso consiste en mantenerlo después de su elaboración, bajo ciertas condiciones de temperatura y humedad, y durante cierto tiempo para que adquiera su color, sabor y textura característica. Durante el proceso de elaboración y maduración, el queso Holandés pierde gran cantidad de agua y hay mayor concentración de grasas y proteínas, también aumenta el aporte de calcio y fósforo.

Los lácteos tambié de forma natural contienen vitamina A y D, las cuales se absorben mejor gracias al contenido de grasa del alimento. Las grasas, nutrientes ricos en calorías, son importantes en la alimentación ya que forman parte de la estructura de las células del organismo, ayudan a mantener la temperatura del cuerpo y mejoran la absorción de vitaminas liposolubles entre las que se encuentran la vitamina A y la D. Una alimentación saludable y variada está compuesta por alimentos de todos los grupos incluyendo cantidades pequeñas de grasas y azúcares.

Es importante tener un consumo moderado de grasa ya que su consumo excesivo puede aumentar el riesgo de padecer sobrepeso o enfermedades del corazón. Las proteínas presentes en el queso Holandés son comparables con las que contienen las carnes, pescados y huevos, ya que por ser de origen animal, el cuerpo tiene la capacidad de utilizarlas mejor a comparación a las de origen vegetal; por esto y por tener mayor cantidad de aminoácidos esenciales son denominadas de alto valor biológico. Los aminoácidos esenciales son sustancias que el cuerpo no puede producir por sí mismo y deben se suministrados a través de la alimentación. El consumo de proteína es importante ya que es la encargada de la formación y regeneración de músculos y tejidos. El Queso Holandés también contiene sodio, el cual es un nutriente que consumido en cantidades moderadas, ayuda al cuerpo a controlar la presión arterial y mantener el volumen de la sangre.

Es necesario para que los músculos y los nervios funcionen adecuadamente, sin embargo, es importante moderar el consumo su para prevenir problemas de hipertensión y para mantener la salud del corazón y del riñón. Este tipo de queso puede ser usado en la preparación de ensaladas o preparaciones calientes como pastas, al igual que puede ser parte de tablas de queso, alimentos madurados y frutas. Por su sabor fuerte es un alimento que combina muy bien con vino, frutas y panes.