Síguenos en:

Contacto:

Fresco Light Kiosko

El queso fresco light Kiosko es un producto lácteo cuya elaboración es a partir de leche semidescremada, por lo cual solo contiene casi la mitad de grasa presente en el alimento, manteniendo un aporte importante de calcio y proteína. Es un queso blanco de consistencia blanda y con un sabor suave, ideal para personas que siguen regímenes de alimentación especiales como los de pérdida o control de peso. Se encuentra disponible en presentación de 450g y 700g.

 

Este queso a pesar de aportar menos calorías comparado con un queso normal, es un producto con alto valor nutricional ya que contiene proteínas,  vitaminas como la Tiamina, Riboflavina, y minerales como el calcio y el fósforo que cumplen funciones muy importantes en el organismo.

 

La reducción en el contenido de grasa, además de disminuir el contenido calórico, permite disminuir el consumo de la grasa que está relacionada con los niveles de colesterol y enfermedades como ateroesclerosis y del corazón.

 

El queso fresco light contiene también proteínas que son importantes en la alimentación diaria, ya que son las encargadas de la formación y mantenimiento de músculos y tejidos del organismo. Las proteínas del queso son comparables a las que contienen las carnes y huevos porque por ser de fuente animal, el cuerpo las utiliza en mayor proporción comparadas con las de origen vegetal, por esto son denominadas de alto valor bilógico.

 

Los carbohidratos en el queso pueden estar presentes en pequeñas cantidades que provienen de la lactosa, la cual es conocida como el azúcar de la leche. En caso de intolerancia puede ser necesaria la restricción de alimentos que la contengan.

 

El calcio y el fósforo se encuentran de forma natural en los lácteos, y como minerales abundantes en el cuerpo humano y consumidos en adecuadas proporciones, cumplen funciones muy importantes como la contracción muscular y coagulación de las sangre en el caso del calcio. Por su parte, el fósforo interviene en la producción de energía para funciones vitales y para la realización de actividades diarias.

 

De forma natural los lácteos aportan vitaminas del complejo B como la Tiamina y Riboflavina. Estas Son las encargadas de facilitar la utilización de los diferentes nutrientes que llegan al organismo en la alimentación diaria.

 

Actualmente la preocupación por mantener un peso saludable, ha favorecido la elaboración de productos que satisfagan estas necesidades permitiendo ofrecer, cada vez más, opciones para incluir estos alimentos en la alimentación diaria. En el caso del queso fresco light, contamos con un alimento que combina con ensaladas, tanto de verduras como de frutas, cualquier tiempo de comida, como aporte de proteína en el desayuno, o como parte de un refrigerio acompañado de bebidas bajas en calorías.