Javierino

Si hablamos de cremosidad, color y capacidad de
fundición, guarda un parecido con el Queso Cheddar,
sin embargo tanto su firmeza como elasticidad
tienen un mayor tiempo de duración, lo que le
permite estar en los alimentos con la misma textura
apetecible en el paladar, es ideal en platos fríos y
calientes